DICHO DEL WEEK: EL PLATO